путаны орёлdosug-orel.com

Vidrios

El siguiente es un listado de los tipos de vidrios más usuales con los que trabajamos en Aberturas Romero:

Float

Es el vidrio estándar y el más común en el mercado. Recibe este nombre ya que se fabrica mediante un proceso en el cual la masa de vidrio fundida se vierte (se lo hace “flotar”) sobre una capa de estaño líquido, el cual posee una planimetría perfecta. Mediante este método, el vidrio copia la superficie absolutamente plana del estaño fundido, obteniendo como resultado un vidrio de grosor uniforme y sin ondulaciones.

Los grosores más usuales utilizados en la fabricación de aberturas son: 4, 5 y 6mm.

Doble vidriado hermético (DVH)

El DVH es un conjunto compuesto por dos vidrios que se encuentran separados entre sí por una cámara de aire estanca, la cual determina en primer lugar la capacidad aislante térmica del DVH. Las cámaras de aire más usuales en nuestro país son de 6, 9 12mm.

Dependiendo los vidrios que se elijan (incoloro, reflectivo, templado, laminado) para conformar el DVH, se modificará también la capacidad de aislación térmica, acústica y de seguridad de todo el conjunto.

Las dos caras de vidrios, se encuentran separadas entre sí por un perfil metálico perimetral, que presenta microperforaciones, y en cuyo interior se alojan sales absorbentes que logran eliminar la humedad del aire de la cámara, evitando de esta manera la condensación de agua en su interior.

Finalmente, a todo el conjunto (vidrio/cámara/vidrio) se lo sella perimetralmente con un doble sellado: en primer lugar con Butilo y luego con Polisulfuro, garantizando así la total hermeticidad del DVH.

Vidrio laminado

Son vidrios formados por dos o más hojas de vidro Float (usualmente de 3 o 4 mm) unidas entre sí por una o varias láminas intermedias de Polivinil de Butiral (PVB) aplicadas a presión y calor en un autoclave. El resultado final combina las propiedades del vidrio (transparencia, dureza, etc.) con las propiedades del PVB (Adherencia al vidrio, elasticidad y resistencia al impacto). De este modo, ante un impacto sobre el vidrio laminado, la película de PVB absorbe la energía del choque al mismo tiempo que mantiene su adherencia al vidrio, provocando que los trozos de vidrio no se desprendan.

Además de la seguridad que brindan los vidrios laminados, poseen otras dos cualidades muy importantes:

Aislante acústico: Por sus características elásticas, el PVB tiene la capacidad de absorber las ondas sonoras, lo que contribuye en la atenuación del ruido exterior.

Control solar y filtrado de rayos UV: EL PVB tiene la propiedad de ser un efectivo filtro de
los rayos ultravioletas del sol. Además, si el vidrio laminado se fabrica utilizando vidrio
de control solar (float color) o reflectivo, se pueden obtener diferentes grados de control solar y así disminuir las molestias de una excesiva luminosidad o resplandor.